Primer Encuentro de Tuishou de Barcelona. Reflexiones

TaiChi Chuan
Primer Encuentro de Tuishou de Barcelona. Reflexiones

El pasado Domingo 26 de Abril tuvo lugar el Primer Encuentro de Tuishou de Barcelona, un proyecto realmente ambicioso, tal y como definió su organizador el Maestro Luciano Vida, con un augurio y proyección realmente extraordinarios. Él, junto a los Maestros Pedro TorrecillasFrancisco Jiménez y Zhang Xiumu, impartieron unos magistrales talleres de Tuishou durante todo el día, cada uno de ellos en sus singulares y fascinantes estilos. Mis más sinceros saludos a los Maestros que no pudieron estar presentes, al Maestro Chen ZiQiang y especialmente al Maestro Joan Prat.

Tan interesantes fueron sus enseñanzas como la práctica libre que pudimos realizar entre los diferentes alumnos que asistimos, intercambiando percepciones, sensaciones e incluso como no, errores que nos acercaban aún más a la sinceridad de nuestra conciencia e intenciones. En este punto, quiero plasmar una reflexión que me surgió tras una de las experiencias en el empuje de manos:

“En ocasiones, creemos escuchar en el oponente sensaciones que, lejos de pertenecerle, puedan ser un mero reflejo de nuestra propia oscuridad.” Quizás la piel de nuestro adversario sea en ocasiones el espejo de nuestra propia agresividad? Piensa en esto.

Por otro lado, respetando la opinión de muchos de mis compañeros, insistiré una vez más lo ya expuesto en otras publicaciones de este Blog (Ver: TuiShou. Escuchando la intención), y es en no enfocar esta maravillosa disciplina en una mera aplicación marcial, sino en el mensaje de transfondo que nos indica, si sentimos en lugar de escuchar (y no por ello menos importante, personalmente lo considero primordial); me refiero al carácter de introspección, auto-observación y escucha no tan sólo del oponente sino de nuestro propio interior, porque las fuerzas de las que hablamos no son solamente fuerzas de acción y defensa, sino las observadas en todas las cosas, en nuestro entorno y en nosotros mismos, en sus cambio e interacción. Gracias una vez más a Luciano Vida por recordárnoslo en su discurso de clausura.

Larga vida a este Proyecto, a sus organizadores y participantes, que sin lugar a dudas y como nos recuerda el Hexagrama Sheng, si prevalece la humildad, el Camino seguirá iluminado por ella en el resto de su trayecto.

This site is protected by wp-copyrightpro.com