Tras la noche, un amanecer. El alma liberada del Maestro Tian ChengYang

ChiKung / Feng Shui / I Ching / TaiChi Chuan
Tras la noche, un amanecer. El alma liberada del Maestro Tian ChengYang

 

Hoy sábado amanece como cada día en una manifestación del Yang y acorde a la tradición taoísta para tratar a la muerte cara a cara y sin tabús, como sugería Tian SuChun, más conocido por su nombre taoísta Tian ChengYang.

Es hoy extraño tratarlo ya en pretérito, puesto que hace tan solo una semana asistíamos a su funeral en Badalona. Tan solo pretendo aquí honrar su recuerdo y dedicarlo a sus seres más cercanos.

Quién era el Maestro Tian ChengYang

Aunque se trata de un humilde resumen, no quiero dejar de presentar brevemente para quien no lo conocía, siendo el Maestro chino más joven y reconocido del Centro de Investigación de la Asociación Taoísta de China, de la que acabó nombrado Secretario. Nacido en Shan Dong y experto en Medicina Tradicional, acupuntura, I Ching, Tao Te King, Xiu Lian, Alquímia, música, Feng Shui, TaiJi, Wu Shu, QiGong y caligrafía antigua entre otras Artes tradicionales que practicó en el Templo Taoísta Tai Qing Gong de la Montaña Lao Shan, en Qing Dao y en el Templo Taoísta Bi Xia Chi de la Montaña Tai Shan en la ciudad de Tai An, en los que ejerció además como Director y Maestro respectivamente.

Investigó para el Instituto de Taoísmo de China en Pekín y fue invitado especial por la Asociación de Investigación Científica de QiGong de China al Primer Gran Congreso de Investigación de Tradiciones de QiGong. Escribió durante diez años sobre la cultura china y el Taoísmo para la Oficina de Religiones del Consejo de Estado y formó parte de una delegación de once miembros en representación del Ministerio del Frente Unido, la Oficina de Religiones del Consejo de Gobierno y la Asociación de Taoísmo para tratar sobre la unificación e intercambio de cultura taoísta.

Invitado por España para impartir conferencias y clases sobre cultura china antigua y el primer Maestro Taoísta chino que vino a Europa, fue destacable su arraigo al entorno de sus alumnos y seguidores españoles, con los que fundó la Asociación de Taoísmo de Catalunya y el Instituto Español de Taoísmo, creando además el primer Templo Taoísta de Europa con el fin de divulgar de forma práctica la cultura taoísta en Occidente.

Invitado por la UNESCO para participar en un encuentro para el diálogo interreligioso y autor, entre otros, del libro Conocer el Taoísmo, alentado éste por sus seguidores en España y de un carácter singular por estar escrito íntegramente en castellano y enfocado a Occidente.

El Maestro Tian ChengYang falleció la semana pasada con tan solo 51 años.

Imagino que tras esta ligera biografía es comprensible un cierto desconcierto el día de la ceremonia de su despedida aquí en Occidente, siéndome difícil no caer en la tentación de juzgar la ausencia de alguna autoridad representativa, que no por él, ya con su alma libre decidiendo el destino de su muerte, -y posiblemente cercano al de su Maestro Li Zong Lian, sino por un gesto de reconocimiento y en atención a sus familiares.

 

El Maestro Tian ChengYang murió como él quería.

Respondiendo a una entrevista dejó dicho que preferiría escoger una larga vida, pero que le gustaría morir ante todo con la práctica, ya que solo con ella puedes decidir la dirección de tu muerte.

No tengo miedo a la muerte. Chuang Tse dice: Cuando una persona nace se llora, y cuando se muere hay que reír.

La muerte es algo natural y no se ha de tener miedo. Es como el día y la noche que cambian. Hay que aprovechar la vida y perfeccionar la práctica. Y cuando se puede decidir sobre la propia vida también se puede decidir sobre la muerte, eso es lo más importante.

Solo tuve alguna breve ocasión de conocerlo en persona.  La última, como mencioné en un anterior post me recomendó estudiar los textos del Maestro Cheng Man-Ching, mientras él se encontraba a punto de realizar un viaje a China. – Quizás a la vuelta… -,  le dije al despedirme de él.

En la ceremonia de su funeral mi única pretensión inicial era acompañar a mi Maestro Zhang XiuMu, a su tiempo discípulo del Maestro Tian, y obrando desde el corazón y por respeto; él conoce mi sinceridad y es lo único que me importa. Pero allí me encontré con algo más que acompañarlo y celebro haber asistido: el unísono apoyo y calor a la fría aflicción de sus seres queridos y el respeto a los discípulos que rodeaban el féretro. Esto hoy me hace feliz y puedo así vivenciar este tipo de alegría recordando su muerte. Cuando se muere hay que reír…

El Maestro Tian ChengYang dijo:

Yo desde lo más profundo de mi ser, sé que tengo la obligación de difundir el Taoísmo, esta es mi misión.

Y así se hizo.

Foto de portada Amanecer, cedida por el Maestro Zhang Xiumu.

 

 

This site is protected by wp-copyrightpro.com