Salud oriental | Reiki & Cáncer

Reiki
Salud oriental | Reiki & Cáncer

 

Quiero compartir mi respuesta a una cuestión ya reiterada y realizada por los usuarios del Aula del Curso de Reiki Usui y con el fin de enriquecer, si cabe, a quien así lo perciba.

¿Puede ser útil el Reiki para un afectado de cáncer?

En primer lugar recordar, tal y como mencionamos en el contenido de nuestro Tratado sobre el Sistema Natural de Bienestar Oriental (Reiki), que Reiki no es una energía, ni siquiera una forma de ésta; es un sistema o método natural que comprende antiguas enseñanzas orientales procurando, a quien lo percibe, equilibrar su estado natural. Todo esto es dificultoso si el atanor, es decir el recipiente y entorno en que todo esto ocurre no se encuentran asimismo equilibrados, por lo que contempla el uso de herramientas reconocidas en diferentes disciplinas orientales y que procuran la relajación y conciencia adecuada para tal aplicación.

Reiki y cáncer. Centro Yùyán en Terrassa

La intención, comprensión y por tanto confianza de quien lo percibe es fundamental, cuanto más para quien lo aplica si este fuera el caso.

Dicho esto y comprendiendo Reiki o cualquier otro sistema de tratamiento oriental, como orientación o re-conducción hacia el equilibrio de tu estado, bien sea físico, mental o espiritual, no alberga duda sobre la utilidad de éste/estos sistemas. (Entendemos afectación no tan solo a lo reconocido en los diagnósticos sino a las consecuencias de los tratamientos o medicación convencionales, muchos de ellos reconocidos como nocivos).
Cuántos hemos oído a un médico orientar a su paciente indicándole encarecidamente la necesidad de fortalecer su actitud ante la batalla que se avecina. Si preguntamos conoceremos con sinceridad que no hacen referencia a una palmadita de apoyo, si no a la firme creencia sobre la utilidad real de esta necesaria y equilibrada predisposición.

Reiki y cáncer. Centro Yùyán en Terrassa

Cualquier método complementario que procure equilibrio en las tensiones es favorable.

La euforia o exceso de alegría es un desequilibrio, así como todas las cosas buenas dejan de serlo si no se encuentran en su justa medida. Tu enojo es un desequilibrio, así como tu apatía, menosprecio o egoísmo; ¡cuánto de ello oculto o sin reconocer! Las enfermedades visibles también lo son y por supuesto el cáncer es una de ellas, por lo que será útil cualquier método complementario, oriental o no, que procure equilibrio en las tensiones de tu cuerpo, en tus pensamientos y en tus actitudes. De esa forma y sin lugar a dudas la serenidad de tu mente y tu corazón entenderán y abrazarán (Wu Wei) a lo acontecido en el entorno convirtiéndose en favorable… a pesar de lo que ocurra o como evolucionen los acontecimientos. No hay magia sin esfuerzo.

This site is protected by wp-copyrightpro.com