I Ching | Yì Jīng Hexagrama 5 – Hsü

5

Hsü 需 / La Espera

Hexagrama 5 - Hsü / La Espera

En la pausa del tiempo, en la espera serena,
la voluntad se fortalece y el abismo revela su sabiduría oculta.

i ching yuyan bambu

En el vasto lienzo del I Ching, emerge el Hexagrama 5, “Hsü” o “Esperar”. Aquí, dos Trigramas danzan en un equilibrio delicado: Qián, el Trigrama Creativo, se encuentra con Kǎn, el Trigrama Abismal. Juntos, revelan una enseñanza profunda sobre la paciencia y la sabiduría que se encuentran en la espera.

Hexagrama 5 - Cánticos del Yì Jīng de Zhāng Chóng Jí | Yùyán®

Qián, el Trigrama Creativo, es como el sol radiante en el cielo, irradiando energía y vida. Representa la fuerza de la voluntad y la determinación que impulsa hacia adelante. En “Hsü”, Qián nos recuerda que la espera no significa pasividad, sino una oportunidad para cultivar la voluntad interior y la claridad de visión. Nos invita a permanecer comprometidos con nuestros objetivos y a encontrar formas creativas de avanzar incluso cuando las circunstancias sean desafiantes.

Por otro lado, Kǎn, el Trigrama Abismal, es como el agua profunda que fluye en las profundidades. Representa lo desconocido, el abismo que nos desafía a sumergirnos en lo oscuro y a confiar en el proceso. En “Hsü”, Kǎn nos recuerda que la espera puede ser una oportunidad para explorar nuestras emociones más profundas y encontrar significado en los momentos de incertidumbre. Nos insta a no temer a lo desconocido, sino a sumergirnos en él con valentía y disposición a aprender.

La combinación de Qián y Kǎn en “Hsü” nos habla de la sabiduría de encontrar equilibrio en la espera. A menudo, la espera puede ser desafiante y frustrante, pero este Hexagrama nos insta a considerarla como una oportunidad para cultivar la paciencia y la introspección. Nos enseña que la espera no es simplemente un tiempo de detención, sino una fase activa en la que podemos aprender, crecer y prepararnos para lo que vendrá.

Además, “Hsü” nos invita a reflexionar sobre cómo enfrentamos las pausas en nuestra vida. En un mundo que valora la acción constante y la productividad, puede ser difícil aceptar la espera como una parte esencial de nuestro camino. Sin embargo, este Hexagrama nos desafía a cambiar nuestra perspectiva y a encontrar valor en los momentos de quietud. Nos recuerda que la espera puede ser una oportunidad para reflexionar, planificar y nutrir nuestras pasiones internas. Nos invita a abrazar la sabiduría de la espera con una actitud de apertura y curiosidad. Nos recuerda que cada fase de la vida tiene su propósito y su lección.

A través de este Hexagrama, aprendemos a confiar en el proceso y a encontrar significado incluso en los momentos de aparente inmovilidad. Nos desafía a encontrar sabiduría y paciencia en los momentos de espera. Nos enseña que la espera no es pasividad, sino una oportunidad para cultivar la voluntad interior y la introspección. “Hsü” nos insta a cambiar nuestra perspectiva sobre la espera y a encontrar valor en los momentos de quietud. En esta danza cósmica entre la voluntad y la paciencia, encontramos una lección profunda sobre el valor de abrazar todas las fases de la vida con sabiduría y apertura.

Cánticos del Yì Jīng de Zhāng Chóngjí © Todos los derechos reservados

i ching yuyan bambu


← Vuelve a la Tabla de Hexagramas